Cáncer de ano en las boricuas

Lee la columna de Lilly Rivera

Suministrada

Hoy quiero hablarles a las mujeres activas sexualmente. Mira lo que está pasando. El cáncer de ano secundario asociado al virus de papiloma humano (VPH) está aumentando significativamente en mujeres de la población general en Puerto Rico. Está aumentando a razón de 1 % por año. Se estima que ocurran 48 casos de cáncer anal secundario por cada 1 caso esperado de la población general.

Así lo documenta por primera vez en la isla la investigación para tesis de maestría “Risk of anal cancer in women with a Human Papillomavirus – Related Gynecologycal Neoplasm: Puerto Rico 1987-2013”, de Adrianna I. Acevedo Fontanez, graduada del Departamento de Estadísticas y Epidemiología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) publicada en julio de 2018.

Aunque el cáncer de ano es raro, el VPH no lo es. El VPH es la infección de transmisión sexual más común que existe. Se transmite por contacto de piel a piel cuando tienes sexo con alguien que tiene el virus. Se estima que más de ocho personas de cada 10 sexualmente activas, se infectarán en algún momento de su vida. Tanta gente tiene VPH que es bien fácil contraerlo sin saberlo. Cuando eso pasa, no te atiendes y ni te imaginas lo que viene.

TE PUEDE INTERESAR: El pie hinchado

Ahí estriba el alto riesgo de desarrollar algún cáncer ginecológico y, por consiguiente, cáncer de ano. El proceso desde la infección con el virus hasta el desarrollo del cáncer puede tardar años.

Para que tengas una idea de la magnitud del problema, los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) apuntan a que el VPH es la causa de cerca del 90 % de los cánceres de ano y cuello uterino, de cerca del 70 % de los cánceres de orofaringe, vagina o vulva; y 60 % de los cánceres de pene.

Cualquier persona de la población general puede desarrollar cáncer anal. Sin embargo, el riesgo de cáncer anal subsiguiente es más elevado en personas que tienen el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), o en las personas que han padecido un cáncer ginecológico asociado a VPH.

La mayoría de las personas no sabe que tiene VPH porque no hay sintomatología, y si tienes verrugas genitales no necesariamente tendrás VPH asociado a cáncer. Sin embargo, la infección persistente con este virus está asociada con el cáncer cervical, de vagina, vulva, ano, pene y orofaringe. Si has tenido un cáncer primario, estás en alto riesgo de cáncer anal secundario porque ya estuviste expuesta a esos virus del VPH. La edad promedio del cáncer de ano en mujeres según indica el estudio es 68 años.

TE RECOMENDAMOS: Prepárate, que todos vamos pa’ viejos

El cáncer anal asociado al VPH es prevenible o curable si lo descubres y lo tratas a tiempo. Para protegerte tienes que ir al ginecólogo a hacerte chequeos rutinarios para monitorear tu salud seas joven o adulto mayor. Hazte las pruebas de detección (Papanicolaou y VPH) y comienza tratamiento adecuado inmediato si tuvieras algún resultado positivo. Por otra parte, se recomienda vacunación temprana antes de comenzar la actividad sexual, o hasta los 45 años. Evitar consumir tabaco. Evitar prácticas sexuales riesgosas: limita el número de parejas sexuales, usa condones, o barreras de latex bucales durante sexo vaginal, anal y oral, u opta por la abstinencia sexual.

Ya sabes la que hay con el VPH y el cáncer de ano, ahora toma las medidas preventivas y disfruta tu sexualidad.

Esta columna expresa solo el punto de vista de su autor. Lilly Rivera es periodista, especialista en Educación para la Salud Pública y creadora del medio digital especializado en periodismo en salud, Go! Healthy Puerto Rico. Puedes contactarla a través de su página de Twitter:@gohealthylilly.