"Fue un error atroz e increíble": abuelo murió en el hospital porque le limpiaron los pulmones con detergente

La enfermera que debía realizar el procedimiento, utilizó detergente en vez de solución salina.

William Hannah  había llegado hasta el hospital de la ciudad inglesa de Salford producto de un accidente de tránsito, pero una serie de eventos desafortunados y la falta de cuidado de una de las enfermeras tratantes, terminaron con su vida cuando iba a ser preparado para un examen.

El hombre de 68 años había sufrido lesiones de gravedad tras ser atropellado y de acuerdo con el, primer diagnóstico de los médicos tratantes que presentaba fracturas y daño cerebral, por lo que decidieron derivarlo a la unidad de cuidados intensivos.

En el lugar, el abuelo comenzó a tener problemas para respirar, por lo que los médicos ordenaron la realización de una una broncoscopia, procedimiento para el que se deben limpiar los pulmones con solución salina.

Sin embargo, la enfermera utilizó un detergente aumenta la eficacia del lavado y que limpia sin producir corrosión ni desgaste, en vez de la solución inocua, provocando una sepsis en los pulmones y el posterior colapso de los órganos del paciente.

Error o descuido

De a cuerdo con los primeros antecedentes todo habría sucedido porque el líquido que debía usar la funcionaria para el procedimiento estaba mal etiquetado.

Sin embargo, más tarde se logró determinar que la distracción de la efermera que realizó el lavado fue uno de los  factores que provocaron la muerte de William Hanna.

En conversación con el medio inglés The Telegraph, la hija de Hanna, Lisa manifestó que la familia está devastada por lo sucedido y los errores cometidos durante el tratamiento.

“Se supone que este es un hospital excepcional, pero fue un error atroz e increíble", sostuvo.

"Nuestro padre no merecía que esto le pasara a él y es por eso que estamos tratando de asegurar que ninguna otra familia sufra como lo hemos hecho", dijo.