Conoce los beneficios de la fisioterapia

No se debe esperar a que la deficiencia de movimiento afecte su calidad de vida para tener que visitar a un fisioterapeuta

La fisioterapia tiene innumerables beneficios para la prevención y mantenimiento del estado general de la salud. También para pacientes que se encuentran en procesos de recuperación de una lesión o enfermedad o procedimiento quirúrgico, cuando se ha afectado la movilidad de alguna parte del cuerpo, se padece alguna discapacidad o la función se ha visto afectada por causas como el envejecimiento.

La fisioterapia o la terapia física es una disciplina de la salud que ayuda a desarrollar, mantener y restaurar el movimiento. Los fisioterapeutas son los expertos en el sistema del movimiento del cuerpo. A través de la rehabilitación física se aplican intervenciones terapéuticas para restaurar la función del movimiento, promoviendo bienestar y calidad de vida.

En el caso de los niños, esta disciplina ayuda en el desarrollo del tono muscular y a corregir los problemas físicos que pudieran estar presentes. Brinda apoyo a bebés y niños con discapacidades en el desarrollo, sobre todo espina bífida, trastornos neuromusculares, afecciones o lesiones ortopédicas, trastornos pulmonares, daño cerebral, desórdenes del espectro autista, entre otros. En la población de adultos mayores trata individuos con riesgo de lesiones por caídas, personas que presentan limitaciones en su movilidad y capacidad para realizar actividades; personas mayores enfermas que requieran atención hospitalaria o que necesitan rehabilitación tras una cirugía. También trata fracturas, artrosis y artritis reumatoide, osteoporosis, sobrepeso y diabetes.

Este profesional de la salud interviene para manejar lesiones o condiciones musculoesqueléticas, neurológicas o cardiopulmonares. Existen diferentes ramas de especialidad dependiendo de la condición de salud de la persona.

Hay especialistas en el área de medicina deportiva, salud de la mujer, neurología, ortopedia, salud vestibular y de balance, entre otros, según corresponda a las disfunciones del movimiento que afecten la realización efectiva de las actividades diarias.

Los servicios de terapia física se pueden acceder de diferentes maneras. En Puerto Rico, la más común, es que el servicio sea referido por un médico de cualquier especialidad. Sin embargo, no necesariamente se debe esperar a que la deficiencia de movimiento afecte su calidad de vida para tener que visitar a un terapeuta físico. Así como se hacen pruebas de sangre rutinarias todos los años, se recomienda visitar un fisioterapeuta todos los años ya que, ayuda a identificar algún cambio en el estado de salud física y de funcionamiento. Además, ofrece alternativas de promoción de una mejor calidad de vida y desarrolla programas de ejercicios, inclusive para realizar en el hogar, que vayan dirigidos a restablecer la condición de salud o a una meta en particular que se desee lograr.

Los servicios de terapia física son únicamente provistos por un terapeuta físico licenciado o por un asistente del fisioterapeuta, bajo la supervisión del primero, según establece la ley de práctica de la profesión en Puerto Rico. El terapeuta físico realizará un examen físico, el cual incluirá historial de salud y la realización de varias pruebas, incluyendo la evaluación del movimiento, la flexibilidad, y el rendimiento de los músculos y las articulaciones. Luego se determinará el plan de intervención, y las metas a corto y largo plazo. Luego de esa primera visita de evaluación, se espera que la persona inicie el tratamiento e intervención de terapia física.

Las personas interesadas en obtener más información se pueden comunicar a la Asociación Puertorriqueña de Fisioterapia mediante el número de teléfono (787) 754-8509, a través de la página de Facebook y Twitter que aparece bajo @apfpr1976 o enviar un correo electrónico a la siguiente dirección: [email protected].