AARP: Permitir que Medicare finalmente negocie los precios de los medicamentos es una gran ventaja para los adultos mayores

Los adultos mayores han estado a merced de las grandes farmacéuticas.

Farmacias han optado por realizar entregas a domicilio ante la amenaza del coronavirus en Puerto Rico. - Getty

En respuesta al anuncio de un acuerdo para reducir los costos de los medicamentos recetados la directora ejecutiva de AARP, Jo Ann Jenkins, emitió la siguiente declaración.

“No hay un problema mayor que afecte los bolsillos de los adultos mayores en Medicare que los costos cada vez mayores de los medicamentos recetados. Durante décadas, los adultos mayores han estado a merced de las grandes farmacéuticas. Permitir que Medicare finalmente negocie los precios de los medicamentos es una gran ventaja para los adultos mayores. Evitar que los precios aumenten más rápido que la inflación y agregar un límite de bolsillo a la Parte D proporcionará un verdadero alivio para los adultos mayores con los costos más altos de los medicamentos. Los legisladores deben trabajar rápidamente para convertir el anuncio de hoy en una realidad legislativa que cumpla con las promesas hechas a los adultos mayores", señaló.

Los socios han llamado y enviado por correo electrónico al Congreso más de 1,5 millones de veces este año, con más de 300,000 correos electrónicos y 9,000 llamadas telefónicas a las oficinas de los socios solo en los últimos días, según datos proporcionados por la AARP.

“AARP aplaude a los líderes del Congreso que han luchado tanto por tanto tiempo para llegar a este punto. Como hemos dicho muchas veces antes, los detalles importan. Examinaremos detenidamente la propuesta para garantizar que los precios de los medicamentos y los costos de bolsillo de los adultos mayores finalmente disminuyan como resultado de este acuerdo. Ahora es hora de que el Congreso cumpla con sus electores al aprobar una ley Build Back Better Act que realmente reducirá los precios de sus medicamentos recetados y mejorará la vida de millones de adultos mayores en Estados Unidos. No nos detendremos hasta que el presidente firme una legislación que reduzca los precios de los medicamentos”, concluyó.