Hay que controlar las aglomeraciones insiste epidemióloga Fabiola Cruz

La epidemióloga dice hay que fiscalizar las actividades multitudinarias.

Fabiola Cruz - Suministrada

La epidemióloga Fabiola Cruz insistió hoy en la necesidad de controlar las aglomeraciones, para evitar contagios con el COVID-19.

“Mas del 90 por ciento de los casos reportados en el mes de julio son de (la variante) Delta. Es claro que el efecto que estamos sintiendo en Puerto Rico es (por la variante) Delta. Yo creo que todos los científicos apuntamos a las aglomeraciones, mantener el distanciamiento, reforzar bastante el uso de la mascarilla en eventos multitudiniarios y fiscalizarlo mientras se está llevando a cabo la actividad. Si se va a ingerir comida dentro del lugar, pues hay que reducir el aforo”, dijo Cruz a preguntas de la prensa.

Cruz mencionó que además hay que aumentar la cantidad de pruebas que se hacen contra el COVID-19. Actualmente, se realizan 9 mil pruebas diarias. En junio, se hacian solamente dos mil pruebas diarias. La salubrista expresó que no es necesario que el Gobierno mediante una Orden Ejecutiva tome las decisiones que le corresponden a cada ciudadano.

“No necesariamente tenemos que tener una Orden Ejecutiva para nosotros poder ejecutar como ciudadanos de forma responsable. Mi llamado es a todas estas instituciones que tengan eventos (multitudinarios) empresas privadas que se muevan para que promuevan la vacunación y la realización de pruebas si los empleados tienen síntomas, que se practique el aislamiento, incluso en vacunados en este momento de alta transmisión”, expresó.

Sobre el aforo, recomendó que mas allá de la cantidad de personas en un lugar, procuren que haya distanciamiento físico.

En cuanto a las escuelas, recomendó que si se mantiene la distancia entre pupitres de tres pies, que los estudiantes tengan puesta la mascarilla.  Y a la hora de comer, exista la distancia de los 6 pies.

Ayudan a joven que transportaba a su madre en silla de ruedas por la Baldorioty

Ayudan a joven que transportaba a su madre en silla de ruedas por la Baldorioty

El joven Roberto Stewart jamás pensó que aquel paseo cotidiano les iba a cambiar la vida.