Robbie, un robot sobre ruedas, lleva alegría a pacientes hospitalizados

La Fundación Triple-S permite que pacientes reciban inesperada visita de sus seres queridos.

En el pasado año la tecnología ha tomado un rol más relevante y se ha convertido en el aliado para mantenernos en contacto con el resto del mundo. Ante esta realidad, la Fundación Triple-S se dio a la tarea de identificar la mejor manera para implementar el uso de la tecnología con el fin de brindarle alegría a una población que se encontraba completamente aislada. Así nació Robbie, un robot que durante los meses de aislamiento se ha encargado de ayudar a pacientes hospitalizados, de todas las edades, a conectar con sus seres queridos y recibir la alegría de estar acompañados.

Robbie, un robot sobre ruedas, ha logrado con sus visitas brindarle a estos pacientes la compañía familiar que tanto necesitan sin poner en riesgo su salud. Al momento Robbie ha visitado 15 instituciones, entre estas varios hospitales alrededor de la isla y organizaciones sin fines de lucro, para lograr conectar alrededor de 70 pacientes hospitalizados con sus seres queridos. Entre las instituciones visitadas al momento por Robbie y la Fundación Triple-S se encuentran: CAP, Asociación de Alzheimer y Esperanza Para La Vejez.

Personal de el Centro Cecilia Orta, una de las instituciones visitadas por la Fundación Triple-S y Robbie, comentaron que “La visita de Robbie hizo que varios residentes tuvieran contacto cara a cara con familiares que desde el comienzo de la pandemia no se veían la cara”. Por su parte Emery Benjamín, Coordinadora del centro, comentó: “Gracias, todos los residentes están bien agradecidos con esas llamadas a los familiares. Están todos bien contentos”.

“Con esta iniciativa hemos logrado que decenas de pacientes tengan la oportunidad de compartir con sus seres queridos, han podido conversar cara a cara a través de videoconferencias logrando sentirse más acompañados. El proceso de estar distanciados de las personas que más quieren no ha sido fácil y nos alegra saber que con Robbie hemos brindado momentos de alegría a estas personas que tanto lo necesitan.” aseguró Ivelisse M. Fernández, directora ejecutiva de Fundación Triple-S.

La iniciativa de Robbie cuenta con dos robots con conexión a internet que se manejan de forma remota, lo que permite llevar a cabo videoconferencias desde cualquier lugar. “Los robots se mueven sobre dos ruedas y poseen cámaras, micrófonos y pantalla de alta resolución para que la experiencia de la videoconferencia sea gratificante para todos”, aseguró Fernández. “Además, para la tranquilidad de los usuarios en aspectos tecnológicos, Robbie cuenta con un equipo técnico que se encarga de su buen funcionamiento, pero no interactúa con los pacientes.”

La Fundación Triple-S y Robbie continuarán con su compromiso y ruta de visitas para continuar fomentando la conexión entre pacientes aislados y sus familiares.