Maneja tu estrés y ansiedad

Cuidar tu salud mental es un gesto de amor para quienes te rodean

En Puerto Rico, las madres, padres y encargados de niños y niñas asumen a diario múltiples roles con diversas responsabilidades, por lo que a más de un año de la pandemia del COVID-19, cuidar de su salud mental es imprescindible para su bienestar y el de sus hijos e hijas.

Según afirma el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la pandemia del COVID-19 ha impactado nuestras vidas, presentándonos retos que pueden ser estresantes, abrumadores y ocasionar emociones intensas, tanto en personas adultas como en niños y niñas.

La educación de forma virtual establecida como una medida de salud pública, ayuda a reducir la propagación del COVID-19, pero pueden también aumentar el estrés y la ansiedad en los miembros de la familia.

Algunas señales de estrés y ansiedad pueden ser: sensación de nerviosismo, agitación o tensión, aumento de ritmo cardíaco, cansancio, problemas para dormir o dormir demasiado, respiración acelerada (hiperventilación), temblores y pérdida o aumento de peso. Si identificas algunas de estas señales en ti o en algún familiar a continuación compartimos algunas estrategias que podrían ayudarles.

  • Conectar con otras personas

Las interacciones sociales se han transformado, pero todos/as necesitamos conectarnos con otras personas. Conversa diariamente con amistades, familiares, o cualquier otra persona que te pueda servir de apoyo.

  • Cuidar de tu salud física

El cuerpo y la mente están conectados. Integrar una rutina de ejercicios y comer alimentos saludables regularmente impactarán de forma positiva tu salud mental.

  • Dormir lo suficiente

Recuerda que el cansancio afecta negativamente el estado de ánimo. Intenta dormir lo suficiente. En la medida de lo posible trata de acostarte todos los días a la misma hora.

  • Ser flexible

Sé flexible contigo mismo/a, recuerda que se están viviendo circunstancias excepcionales y estás haciendo lo mejor que puedes con los recursos que tienes.

Las crisis son situaciones que generalmente requieren algún tipo de cambio. Esos cambios pueden contribuir al desarrollo y crecimiento positivo de la familia como sistema o pueden afectar negativamente su equilibrio y constituir una experiencia adversa. Al poner en práctica las estrategias provistas podrás manejar el estrés de una manera más efectiva y ayudará a que tú y tu familia puedan ser más resilientes. Una persona resiliente es capaz de adaptarse a las adversidades o cambios y recuperar su estado de bienestar.

No obstante, si sientes que a ti, tus hijos/as, o algún familiar se le está haciendo muy difícil sobrellevar las situaciones del día a día puedes explorar alternativas de apoyo profesional. Algunos centros de ayuda con los que te puedes comunicar son los siguientes:

  • Centro Universitario de Servicios y Estudios Psicológicos – Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras
  • 787-764-0000 ext. 3545
  • https://cusep.uprrp.edu/
  • Clínica de la Comunidad – Universidad Carlos Albizu
  • 787-725-6500
  • exts. 1201,1202,1203 y 1117
  • https://www.albizu.edu/clinic/albizu/?lang=es
  • APS Health Care – Clínicas de Salud Mental
  • 1-888-323-1464 / 787-641-9133
  • https://apshealth.com/aps-clinics/
  • Para ayuda inmediata puede comunicarte a Línea PAS de ASSMCA al 1-800-981-0023
  • https://lineapas.assmca.pr.gov/

Las autoras/es son Educadoras/es en Salud en adiestramiento del Programa de Maestría en Educación en Salud Pública de la Escuela Graduada de Salud Pública en el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.