Meghan Markle muestra por qué es importante hablar de salud mental

La entrevista con Oprah Winfrey deja ver que sufren del mismo estigma que millones de personas

Fundamentalmente, y lejos de la narrativa que han querido establecer los medios británicos, se podría decir que Meghan Markle es afroamericana, activista por el género y la raza y estudió en la Universidad de Illinois. El éxito y reconocimiento llegó a su vida gracias a un papel en la serie ‘Suits’. Conoció al príncipe Harry en Canadá cuando él estaba ahí promocionando su proyecto Invictus Games, una competencia para personas discapacitadas. Ella también es activista de ONU Mujeres, en específico del programa HeForShe.

Ambos tienen en común su lucha contra el racismo. Y aunque su historia de amor inspira a muchos, hay un lado que tampoco se puede desconocer y es la incesable lucha que ella ha tenido que enfrentar desde que formalizó su unión con el miembro de la realeza.

Meghan y Harry, que se casaron en 2018 y que hace un año se fueron de Inglaterra abandonando sus deberes como miembros de la familia real, desde entonces se esperaba su pronunciamiento sobre cómo es vivir con el peso del matoneo, bullying y críticas a sus espaldas. Lo mismo que vivió la princesa Diana en todo su matrimonio, luego en su proceso de separación del príncipe Carlos.

Y si bien Diana y Meghan no fueron las primeras (la princesa Margarita y su fallido matrimonio con Peter Townsend y su divorcio de Anthony Armstrong -Jones que dio paso a su disoluto estilo de vida y Eduardo VIII y su abdicación por Wallis Simpson fueron grandes ejemplos para la Corona) la historia se repite en nuevos formatos: hace un tiempo, el príncipe Harry ya se había referido algunos titulares que sacudieron a los seguidores de la realeza y al pueblo británico en una entrevista con James Corden para su Late Late Show.

Allí se refirió a lo duro que era manejar las críticas que en su mayoría provenían de la prensa.

“Era un ambiente realmente difícil. Todos sabemos cómo puede ser la prensa británica… y estaba destruyendo mi salud mental. Pensé, ‘Esto es tóxico’, así que hice lo que haría cualquier esposo y cualquier padre: necesito sacar a mi familia de aquí”, reveló en esa ocasión.

Así, ante Oprah, Harry comentó que “temió que se repitiera la historia” haciendo alusiones a su madre, la princesa Diana, que fuera de estar sola contra la Casa Real, fue víctima del asedio de los medios de comunicación. De hecho, esto le costó la vida al fallecer en un accidente de tráfico en París, en 1997.

“No puedo ni imaginar cómo debe haber sido para ella pasar por este proceso sola hace tantos años. Porque ha sido increíblemente difícil para los dos, pero al menos nos tenemos el uno al otro”, explicó.

Sin embargo, lo que causó mayor conmoción fueron las declaraciones de Meghan, quien dijo que su esposo le reveló las preocupaciones de su familia sobre el tono de piel que tendría Archie, así como la seguridad a la que tendría derecho, antes de su nacimiento el 6 de mayo de 2019, develando un racismo institucional que solo se denunció en muy pocos medios británicos, que prefirieron enfocarse en hacerle la guerra a la duquesa de Sussexx.

“En esos meses en que estaba embarazada (…) tuvimos una serie de conversaciones sobre que ‘no se le daría seguridad, no se le daría un título’ y también preocupaciones y conversaciones sobre qué tan oscura sería su piel cuando naciera”, dijo Meghan.

Agregó que el Palacio de Buckingham se negó a otorgar protección al niño, a pesar de que esa es la tradición, y reveló que tuvo pensamientos suicidas durante ese tiempo.

“Ya no quería vivir más”, dijo con lágrimas en los ojos. Y agregó que cuando le transmitió a la familia real que estaba luchando y que necesitaba ayuda profesional, le contestaron que “no podía, que no sería bueno para la institución”. Efectivamente, esto también le pasó su suegra cuando fue princesa de Gales, que llegó a sufrir de bulimia y de intentos de suicidio, como lo retrata el libro de Andrew Morton “Diana, la verdadera historia”.

De esta manera, y ante las polémicas declaraciones, ha salido a relucir la importancia de tratar los temas mentales, según el psicólgo Thomas Bergquist de Mayo Clinic, las enfermedades mentales pueden provocar problemas importantes, pedir ayuda siempre será la mejor decisión.

El experto explica que el tratamiento oportuno puede brindar alivio al identificar lo que está mal y reducir los síntomas que interfieren con su trabajo y la vida personal. Considera expresar las opiniones de manera pública con más personas, pues esto puede ayudar a infundir valor en otras personas que enfrentan desafíos similares y educar al público sobre las enfermedades o trastornos mentales.

¿Cuándo se necesita una evaluación o tratamiento?

Cada afección de salud mental tiene sus propios signos y síntomas. Pero, en general, puede ser necesaria la ayuda profesional cuando hay:

-Cambios en la alimentación y en los horarios de sueño

-Incapacidad para afrontar los problemas o las actividades de la vida diaria

-Sensación de desconexión o retiro de las actividades normales

-Pensamientos inusuales o "mágicos"

-Ansiedad excesiva

-Tristeza, depresión o apatía prolongadas

-Pensamientos o declaraciones sobre suicidio o daño a otros

-Abuso de sustancias

-Cambios extremos de humor

-Ira excesiva, hostilidad o comportamiento violento

Muchas personas que tienen trastornos de salud mental consideran que sus signos y síntomas son parte normal de la vida o evitan el tratamiento por vergüenza o miedo. Bergquist asegura que consultar a un médico de atención primaria o pedir una cita con un psiquiatra, psicólogo u otro profesional de la salud mental, es la solución.

Irónicamente, varios miembros de la casa real abogan por campañas de salud mental, pero dentro del sistema de la familia sigue siendo un tabú.

Uno que al menos Meghan Markle y el príncipe Harry han abordado de manera abierta y más cuando la pandemia ha afectado a millones de personas que en distintas circunstancias – y muy lejanas de ellos, tal y como lo señaló Oprah- sufren de las mismas afecciones. Pero cada persona es una historia y cada afección es válida. Por esta razón, puede consultar en el Ministerio de Salud por líneas de ayuda que le pueden brindar ayuda en caso de que sus síntomas se agraven y por supuesto, hable de esto con sus más cercanos.

Le recomendamos: