Ansiedad nocturna, cómo combatirla sin desesperarse en el intento

Las preocupaciones nos producen ansiedad, y son estas las que nos roban las horas de sueño

La ansiedad nocturna se le conoce como la sobrecarga mental, los problemas y preocupaciones que no te permiten conciliar el sueño en las noches.

Por lo general, sus síntomas más frecuentes son sudoración, aumento de la frecuencia cardíaca, sensación de ahogo e inquietud en la cama antes de dormir.

Ahora, la ansiedad nocturna es un trastorno mental muy común. Tanto es así, que se le relaciona con el insomnio, pero que afecta gravemente la calidad de vida de quien lo padece.

Ansiedad contra el descanso

Los expertos en psicología definen la ansiedad nocturna como un estado de hiperactivación y respuesta de alerta que irrumpe en medio del descanso en las noches.

Las preocupaciones nos producen ansiedad, y son estas las que en última instancia nos roban las horas de sueño. Son la principal causa de la ansiedad nocturna.

Algunos de sus síntomas más recurrentes son los siguientes:

– Taquicardias, presión en el pecho y sensación de ahogo cuando estás en la cama y previo a dormir.

– Cefaleas, dolor de cabeza o pinchazos en las sienes también son frecuentes en la noche.

– Pasar horas sin conciliar el sueño y cuando lo haces, experimentas despertares frecuentes a lo largo de toda la noche.

– Generalmente, quienes sufren ansiedad nocturna suelen ser personas distraídas que tienen dificultades para concentrarse durante el día.

Tratamientos fáciles y sencillos

Lo más habitual es que las personas que padecen de ansiedad nocturna buscan sustancias o medicamentos que les permitan estar más tranquilos y dormir mejor.

Pero, si no te agradan los medicamentos existen otros tratamientos naturales y fáciles que te ayudarán a combatir la ansiedad nocturna:

Las comidas pesadas pueden provocar dificultades para conciliar el sueño. Las comidas pesadas pueden provocar dificultades para conciliar el sueño. - Pixabay
  • Debes aprender a lidiar con las preocupaciones diarias y dejarle un espacio alejado de la noche. Confrontar las preocupaciones a primera hora del día te permitirá tener un enfoque más ajustado y con más tiempo para solucionarlas.
  • Prohíbe la entrada a los pensamientos negativos antes de irte a dormir. No lo intentes hacer de manera directa, hazlo atrayendo pensamientos que te relajen.
  • Realiza ejercicios antes de dormir, ya que la mente te podría mantener despierta, pero el cuerpo estará cansado. Esto te ayudará a alcanzar el sueño con mayor facilidad. Los ejercicios siempre te ayudarán a conseguir un sueño placentero.
  • Evita, en la medida de lo posible, el alcohol y las bebidas con cafeína un par de horas antes de dormir. Estas bebidas son sobre estimulantes y no te permitirán dormir con tranquilidad en las noches.
  • Desconéctate de los equipos tecnológicos, en especial, del móvil o teléfono inteligente. Utilizar aparatos electrónicos 30 minutos antes de la hora de acostarse perjudica conciliar el sueño. La luz e iluminación de dichos aparatos mantienen la mente estimulada.
  • Practica un poco de yoga antes de dormir en las noches. Los ejercicios de respiración te permitirán tener una sensación más relajante y satisfactoria que te provocará dormir. Deja de preocuparte por los problemas que no se pueden solucionar desde la cama.
  • Evita comer en exceso antes de dormir en la noche. La alimentación debe cuidarse especialmente, pues las comidas pesadas pueden provocar dificultades para conciliar el sueño.
  • Cuida el espacio donde duermes. Una almohada cómoda, una temperatura correcta, son factores que pueden provocar un sueño reparador y de seguro alejarán la ansiedad nocturna.
  • En algunos casos, es posible que no seas consciente del problema, o que al intentar solucionarlo, no hayan mejorados los síntomas. Entonces es necesario acudir a terapia psicológica. Un psicoterapeuta experto puede ayudarte a solucionar los problemas de ansiedad nocturna.

Te podría interesar