El poder del contacto con la naturaleza para combatir la ansiedad

La naturaleza hace a las personas más felices, más sanas y creativas.

Estar en contacto con la naturaleza aporta un mayor bienestar emocional a cualquier individuo y de eso no existe ninguna duda.

Un reciente estudio de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, realizado a 345 personas reveló y confirmó que las personas que pasan dos horas, como mínimo, a la semana en contacto con la naturaleza tienen un mejor estado de salud, además de una mayor inteligencia emocional y psicológica.

La investigación también agregó que la naturaleza hace a las personas más felices, más sanas y creativas. Por eso, esta actividad puede ser un gran antídoto y remedio para ayudar a tratar algunos trastornos mentales como la ansiedad y la depresión.

Bondades y actividades con la naturaleza

Y es que algo tan simple como caminar entre los árboles o caminar sobre pasto fresco puede generar una sensación de bienestar y relajación única en cualquier ser humanos.

Te presentamos algunos beneficios de la naturaleza para combatir la ansiedad:

– Estar en contacto con la naturaleza favorece la regulación de los procesos cerebrales de la corteza prefrontal y ayuda a bajar la presión arterial, lo que facilita la relajación y la disminución del nivel de cortisol, la hormona del estrés.

– Salir a dar un pequeño paseo en un parque con árboles y pájaros puede contribuir al alivio de cuadros de ansiedad, depresión, estrés emocional, insomnio y fatiga extrema.

– Si no puedes salir a un parque por el confinamiento, tenemos otra opción que puedes realizar en el jardín de tu hogar. Puedes mirar el cielo y las nubes para calmar la mente. La apreciación de los movimientos lentos de las nubes genera una sensación de calma y tranquilidad, en las personas con ansiedad.

– Igualmente, en medio de esta pandemia y el confinamiento, puedes explorar la jardinería, el cuidado de las plantas, la germinación o hacer un huerto urbano pueden reducir los niveles de ansiedad crónica.

– Un paseo de 50 minutos por la naturaleza puede ayudar a que las personas depresivas aumenten su autoestima y capacidad cognitiva. Asimismo, el ejercicio al aire libre mejora la calidad del sueño.

– Estar en contacto con la naturaleza mejora la esperanza de vida. Un análisis de la Universidad de Harvard demostró que la tasa de mortalidad se redujo un 18% entre mujeres que vivían cerca de entornos verdes frente a otras que no.

– Aunque parezca una locura, estar en contacto con la naturaleza hace que reduzcas el consumo de medicamentos para tratar enfermedades comunes como las gripas y resfriados. Así lo demostró otro estudio de la Universidad de East Anglia (Estados Unidos) y publicado en Environmental Research.

La naturaleza en la casa

Una opción factible de llevar la naturaleza a la casa es construyendo un lindo jardín que de seguro te ayudará a relajarte y estar más tranquila.

La utilización de plantas en un espacio dentro de la casa puede disminuir hasta un 58% la depresión y un 37% la ansiedad, según un estudio realizado por la Universidad de Sidney en Australia.

Y es que escuchar en un jardín los sonidos que emulan la naturaleza puede ayudar a nuestra mente a desconectarse y aumentar la capacidad de relajación.

Estos conocidos “espacios verdes” en el interior las casas tienen múltiples beneficios:

– Reducen la frecuencia cardíaca y la tensión arterial.

– Disminuyen las hormonas del estrés y los niveles de glucosa, que tienen una relación directa con patologías como la obesidad o la diabetes.

– Rebajan la tensión psicológica, el estrés, la ansiedad, el insomnio, la depresión, la ira y la fatiga

– Fortalecen el sistema inmunológico.

– Mejoran el estado de ánimo, la vitalidad y el bienestar psicológico de las personas que sufren de trastornos mentales.

Te podría interesar: