Usa bloqueador solar todos los días del año y tu piel te lo agradecerá

Mira aquí que tipo de bloqueador va tu tipo de piel

Los bloqueadores solares están diseñados para evitar que las radiaciones UV del sol dañen nuestra piel. Y pese a que el sol no esté presente, en un día de lluvia por ejemplo, se ha comprobado que hasta un 40% de la radiación UV llega la tierra.

Pero no solo el sol puede afectarnos. Ahora también se conoce los efectos de la luz azul sobre la salud de nuestra piel. Y es que los rayos cargados de esta energía que emiten nuestros dispositivos electrónicos (celulares, tablets o computadora) penetran a profundidad, más que los rayos UV, y pueden dañar nuestras células.

Como consecuencia, disminuye la elasticidad de la piel, en especial en la zona de la barbilla y los pómulos, haciendo aparecer esas "arruguitas", signo de envejecimiento.

Es por eso que el uso del bloqueador solar se hace necesario todos los días del año, sobretodo si queremos conservar el buen estado de salud de nuestra piel y protegerla de agentes externos.

Y es que este producto dermatológico, dependiendo de su función, refleja la luz e impide que los rayos penetren en la piel; o los hay con otros tipos de filtros que absorben la la radiación ultravioleta, de forma que captan la energía y la transforman para que sea inocua (los más utilizados).

Es por eso que Medicity, tu aliado en salud, quiere incentivar el uso del bloqueador solar con promociones y ofertas exclusivas hasta el 27 de diciembre.

Medicity, tu aliado en salud, te trae productos y promociones especiales.

Un bloqueador solar para cada tipo de piel

Tipo de piel I

Si jamás te bronceas y es muy habitual que te quemes a causa del sol, es probable que tu piel sea de este tipo. Usa un buen protector solar con FPS (Factor de Protección Solar) de 50 o total, ya que tu piel es más vulnerable al melanoma y otros tipos de cáncer de piel.

Tipo de piel II

Es una piel ligeramente más pigmentada que la de tipo I, pero también es habitual que sufra quemaduras a causa del sol, y rara vez se broncea. Debes usar bloqueadores solares faciales y corporales con alto FPS y evitar el sol durante las horas de más radiación.

Tipo de piel III

Aunque tu piel se broncee de forma gradual, sigue siendo susceptible al daño, por lo que debes protegerte de la misma manera para prevenir enfermedades en la piel.

Tipo de piel IV

Te broncearás con facilidad y no te quemarás de forma habitual. Usa protector solar facial y corporal de protección media y evita el sol durante las horas de mayor radiación.

Tipo de piel V

Este tipo de piel se broncea fácilmente, y casi nunca se quema. No por esto debes dejar de usar bloqueador, ya que puedes prevenir el fotoenvejecimiento causado por los rayos UV tipo A.

Tipo de piel VI

Corresponde a personas de piel muy oscura, pero no están excentas de desarrollar enfermedades como cáncer de piel.

 

 

Te puede interesar: