El reflujo gastroesofágico y sus consecuencias

Por Dr. Alexis González Rivera Sub-especialista en gastroenterología y enfermedades del hígado

Getty

El reflujo gastroesofágico ocurre cuando el contenido del estómago (comida, ácido, líquidos biliares) sube de una manera anormal al esófago. El reflujo es una enfermedad que tiene mayor prevalencia en los adultos mayores y en personas con sobrepeso.

La causa principal es que la válvula que mantiene cerrado el esófago (esfínter gastroesofágico) se relaja intermitentemente de una manera anormal o se desplaza creando la hernia del esófago. Esto permite que el contenido del estómago se desplace al esófago.

Los síntomas más comunes son dolor y/o quemazón en la boca del estómago y el pecho, herbederas, sabor amargo en la boca, gases, tos persistente, ronquera, hipo, salivación nocturna, sensación de globo en la garganta entre otros. Si el reflujo es severo puede inflamar el esófago (esofagitis) causando problemas para tragar, estrechez del esófago, sangrado y cáncer del esófago.

La manera más eficiente de diagnosticarlo es por medio de una endoscopía. Así podemos evaluar el grado y la severidad del reflujo e implantar un plan de tratamiento efectivo y duradero.

Si el reflujo no se trata adecuadamente, puede provocar complicaciones como la formación de tejido cicatricial, que dificultará tragar; desgaste de tejido del esófago que pudiera conllevar la formación de una úlcera abierta; y otras alteraciones en el tejido asociadas con el desarrollo de cáncer en el esófago.

Lo más importante del tratamiento es modificar el estilo de vida, empezando con la dieta. Controlar el café, el chocolate, los cítricos, las grasas, las mentas, condimentos como el ajo, la cebolla, la salsa de tomate. Evitar estar largas horas sin comer. Elevar la cabecera de la cama al menos 6 pulgadas. No ingerir alimentos de dos a tres horas antes de acostarse.

Tenemos medicamentos disponibles para tratar el reflujo que van dependiendo de la severidad de los síntomas desde antiácidos (Maalox, Gaviscion, Peptobismol), inhibidores de histamina (Pepcid) y los más fuertes, los inhibidores de la bomba de protones (Prilosec, Omeprazole, Protonix, Prevacid, Nexium, Zegerid, Dexilant, Aciphex).

Evexia Health

Torre Hospital Metropolitano, Ste. 408

San Juan, PR

787-455-9535

[email protected]