Cuidados ante el cáncer de mama: cómo luchar contra la pérdida del cabello, cejas y otros cambios

Un aspecto importante al momento de enfrentarse a un tratamiento de cáncer, es el apoyo sicológico especializado,

Ante un diagnóstico de cáncer de mama, una de las principales preocupaciones de las pacientes que se enfrentan a tratamientos de quimioterapia y radiación, son los cambios que sufre su cuerpo durante el proceso, como la pérdida del cabello y afectaciones en la piel. Para saber cuáles son los cuidados adecuados durante esta etapa, hablamos con el doctor Hugo Kaleb Encorrada, ginecólogo certificado ante al Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia.

El especialista comenta que algunos de los cambios que más afectan a las pacientes, son la pérdida abundante del cabello, debilidad en las uñas, quemaduras en la piel en el caso de las personas que se someten a radioterapia y cicatrices en el caso de las personas que pasan por cirugías.

Cómo enfrentarse a los cambios provocados por el tratamiento de cáncer de mama

Durante el tratamiento de cáncer, es normal que se presente resequedad en la piel, debido a que se pierde una capa superficial llamada estrato córneo, lo que provoca la pérdida de agua. Esto ocasiona resequedad, piel más sensible, una posible aparición de manchas por quemaduras solares, comezón e incluso infecciones.

Para cuidar la piel y procurar que se mantenga en el mejor estado posible durante este proceso, se le recomienda a la paciente el uso de cremas hidratantes, jabones neutros, bañarse con agua templada, no usar detergentes de aroma fuerte en su ropa para evitar irritación y usar diariamente bloqueador solar con protección UV 50. Esto puede acompañarse con el uso de mascarillas hidratantes.

cáncer de mama Algunas pacientes de cáncer de mama experimentan cambios que afectan la calidad de su piel y provocan pérdida de cabello. - Unsplash

La pérdida del cabello en las pacientes con cáncer, se produce debido a que a pesar de que la quimioterapia está enfocada en matar células cancerígenas, también puede llegar a afectar células sanas en el cuero cabelludo, provocando la destrucción parcial del folículo, que tras el tratamiento vuelve a recuperarse. En el caso de la radioterapia, la pérdida del cabello en el área tratada, se debe a una quemadura del folículo que lo destruye e impide que vuelva a crecer el cabello.

En el caso de las pacientes que presentan pérdida de cabello abundante, existen alternativas como pelucas, paliacates o turbantes que sirven para proteger el cuero cabelludo y mantener una apariencia con la que se sientan más cómodas. La recomendación del doctor Kaleb, es que en el caso de preferir una peluca, es preferible no usar productos que tengan adhesivos para evitar alergias o daños al cuero cabelludo.

Aunque las pacientes pueden acudir a un dermatólogo para adoptar cuidados más específicos que ayuden a proteger su piel y su cabello durante el tratamiento, el doctor explica que lo más recomendable es esperar a que pase este periodo y posteriormente buscar un tratamiento para la zona afectada, especialmente si se está pensando en aplicar láser, pues esto podría afectar la piel ya sensible.

cáncer de mama existe una regeneración una vez que se concluye el tratamiento de quimioterapia o radioterapia. - Unsplash

Cabe resaltar que en el caso del cabello y la piel, existe una regeneración una vez que se concluye el tratamiento de quimioterapia o radioterapia. El doctor comenta que el cabello vuelve a crecer con diferentes características y por lo general las pacientes vuelven a su aspecto anterior al tratamiento.

Otro procedimiento cosmético que puede realizarse una vez concluido el tratamiento, son los tatuajes. Algunas de las pacientes que pasan por procedimientos quirúrgicos, optan por realizarse tatuajes una vez que ha pasado el proceso de cicatrización para modificar de manera estética la zona afectada. Ya sea con un diseño que simule la forma del pezón o por medio de otro tipo de dibujos que elija.

Un aspecto importante al momento de enfrentarse a un tratamiento de cáncer, es el apoyo sicológico especializado, que ayude a la paciente a tratar el aspecto emocional de los cambios que vive su cuerpo durante esta etapa.

Te recomendamos en video: