Terapia Recreativa: Una herramienta efectiva para todos los adultos mayores

Qué es la terapia recreativa, de dónde surge y cómo se trabaja en el país.

Sus dos constituyentes principales lo son la recreación y el ocio que se trabaja en conjunto con la salud y el elemento terapéutico. En estas intervenciones se trabaja con diferentes condiciones de salud, trastornos y enfermedades. Es decir, la recreación terapéutica puede ser implementada en diferentes grupos de personas. Se utilizan actividades recreativas para mejorar la salud y el bienestar de los individuos. Es una forma de intervención cuyo propósito es ayudar a los clientes a crecer, a aliviar o prevenir problemas a través de la recreación y el ocio (Austin, 2013). Esta profesión surge en el siglo XX. Emerge de varios sucesos históricos, entre ellos la Segunda Guerra Mundial. En este tiempo, los profesionales de la salud buscaron métodos y herramientas de sanación para los veteranos. Luego, se comenzó a estudiar en las universidades en el 1960 y es aquí dónde surge la recreación como profesión.

Así mismo, la terapia recreativa impacta diferentes tipos de población. Todas cuentan con diferentes necesidades a las que la recreación responde. Estos programas de terapia recreativa se encuentran en hospitales, psiquiátricos, veteranos, organizaciones sin fines de lucro y programas individuales que ofrecen servicios recreativos de manera independiente.  Una de las comunidades que se beneficia de la terapia recreativa en Puerto Rico lo son las personas de la tercera edad. Pertenecer a este grupo de edad avanzada conlleva luchar con las adversidades naturales de esta etapa.  El proceso de envejecimiento representa un desafío para las nuevas sociedades. La situación económica, el acceso a la recreación y el cambio generacional son algunos de los retos que la profesión enfrenta.  Por esta razón, en cada país se ajustan y añaden a diferentes proyectos desde una perspectiva saludable, que le permiten a la tercera edad trabajar su salud de manera integral (Martínez-Nuñez, 2010). Es aquí dónde la terapia recreativa se integra de manera funcional con esta población. 

“El juego es la forma más elevada de investigación” -A. Einstein

Las actividades más comunes trabajadas dentro de las intervenciones recreativas lo son el baile-terapia, actividades cognitivas, artes y manualidades, yoga, jardinoterapia, actividades al aire libre, ejercicio rítmico, actividades sensoriales, musicoterapia, juegos activos y pasivos, actividades deportivas adaptadas, entre otras. Todas estas actividades trabajan la salud desde una perspectiva holística. Es importante enfatizar que las personas encargadas de estas actividades deben tener estudios profesionales en los mismos. Deben tener pleno dominio sobre planificación de programas, diseño de intervenciones, evaluación, dispositivos de ayuda a personas con necesidades especiales y anatomía humana. Los beneficios de la terapia recreativa se han documentado a lo largo del tiempo. Estas actividades ayudan a cumplir con las necesidades físicas y emocionales de los pacientes con una enfermedad o discapacidad, y los apoya a desarrollar habilidades para la vida diaria (Izquierdo, 2016). Al final del día, todo esto redunda al derecho para el envejecimiento digno.  

La autora es terapeuta recreativa y cuenta con una maestría en Educación Física Adaptada y Recreación, y un bachillerato en Tecnología Deportiva.

Le podría interesar este video: