Aún no es momento para la reunión familiar

Podemos estar distantes físicamente pero debemos mantener la conexión emocional estableciendo diálogos a través de videollamadas.

Getty Images

¿Cuánto daría por un abrazo de un ser querido? Si hay algo aprendido de la pandemia Covid-19 es valorar esta poderosa demostración de afecto. Y a medida que se acerca el receso escolar y las vacaciones de verano, aumenta el deseo de acercarnos a nuestros seres queridos, especialmente para compartir con los nietos.

Pero todavía no es momento. En entrevista con Activo, la epidemióloga Fabiola Cruz López reiteró que se deben evitar los encuentros familiares.   

“Dentro de los planes de flexibilización se orienta que las poblaciones vulnerables como son los adultos mayores, no deben salir. Deben continuar protegiéndose y tomando las medidas de precaución”, enfatizó la epidemióloga.

En el caso de recibir una visita de un familiar en su hogar debe guardar distancia. “Aunque esté con los familiares debe continuar utilizando las mascarillas y no bajar la guardia”, recomendó.

“Esta pandemia no va a terminar de la noche a la mañana y es posible que tengamos que seguir viviendo así hasta que tengamos una vacuna. Mi recomendación es que por el momento continúen con todas las medidas de prevención y eviten la exposición de la población más vulnerable”, sostuvo.

De acuerdo con Cruz López “todos estamos susceptibles al contagio ya sea de forma sintomática o asintomáticas, pero las personas mayores de 65 años o más, están en un riesgo mayor. De igual forma las personas que tienen enfermedades cardiovasculares, diabetes o con el sistema respiratorio comprometido”.

“Lo más importante es no tocarnos la cara y por eso tan importante el uso de la mascarilla porque nos hace crear consciencia de que no debes tocarte la cara. Antes de tocar la mascarilla es importante lavarse las manos”.

Recomendaciones para manejar la tristeza causada por el distanciamiento

Basado en lo anterior, el psicólogo clínico Wilson Torres hizo una serie de recomendaciones para canalizar la ansiedad, la preocupación y la tristeza, causada por el distanciamiento de los seres amados.

El primer paso es entender a nivel cognitivo o consciente que “la población de adultos mayores es la más propensa al contagio”.

“Es normal tener estos sentimientos porque los seres humanos somos seres sociables y todos tenemos la necesidad de compartir y estar compañía de otros”, señaló.

Para canalizar la ansiedad, sugirió hacer ejercicios de respiración, meditación, alguna actividad física o manualidades.

“Lo mejor es utilizar la ansiedad a nuestro favor para hacer algún tipo de actividad que nos ayude a canalizar, como tejer, coser, poesía, pintura, cocinar o simplemente narrar libremente los pensamientos en un papel a modo de desahogo. También puede organizar la casa o involucrarse en algún proyecto”, exhortó el experto.

Por otra parte también recomendó mantener la conexión emocional con la familia.

“Podemos estar distantes físicamente pero debemos mantener la conexión emocional estableciendo diálogos a través de videollamadas (Facetime, Zoom y Skype, entre otras herramientas tecnológicas)”, instó el también autor del libro “Amarnos antes de amar”.

Si necesita ayuda para manejar la tristeza o depresión comuníquese con un profesional de la salud. También puede comunicarse con el psicólogo al 787-601-5246.