Estiramientos para hacer en casa durante esta cuarentena

Estirar el cuerpo en casa antes de iniciar cualquier actividad siempre será una buena idea para evitar lesiones.

Pexels

Hacer estiramientos es muy importante y tiene mucha transcendencia al igual que un entrenamiento. Incluso, antes y después de ejecutar un entrenamiento intenso es necesario hacer un estiramiento en diferentes zonas del cuerpo y lograr también que los músculos bien notificados.

Los estiramientos son bastante buenos y se recomienda hacerlo antes de realizar cualquier actividad física ya que puede ayudar a la persona a evitar una lesión. A continuación se mencionaran algunos ejercicios de estiramientos que pueden hacerse en casa:

Rotación del cuello

Para este ejercicio se debe estar de pie, poniendo el cuerpo erguido y mirando siempre hacia el frente. La manos van en la cintura y de inmediato con un movimiento leve se comienza a girar la cabeza de derecha a izquierda. Los estiramientos son lentos y debe permanecer al menos dos segundos en el lado que se encuentre. Se pueden hacer de 10 a 15 repeticiones por lado.

Estiramiento de la rodilla

Se debe acostar en el suelo (se recomienda usar un soporte acolchado) boca arriba colocando la espalda lo más recta posible. Se doblara primero una de las piernas tratando de llevar la rodilla hacia el pecho sin despegar la espalda del suelo. Se deberá mantener la pierna en esa posición por unos 10 segundos para luego hacer cambio.

Rotación de cadera

Durante este estiramiento también se debe estar en el suelo boca arriba manteniendo la espalda recta. Se tendrán las piernas estiradas y luego se hará una ligera toración del tronco bien sea del lado derecho o izquierdo, llevando una de las rodillas por encima de la otra pierna, buscando hacer todo el estiramiento que sea posible en esa posición. Luego se alterna la pierna. En este caso dos serie de 15 repeticiones cada una es suficiente.

Extensión de psoas

Es un ejercicio un poquito más intenso que los anteriores. En este caso se debe estar de pie manteniendo la espalda erguida y mirando hacia delante. Luego se hará como si se quisiera hacer una zancada, llevando una pierda hacia delante mientras la otra se mantiene fija. Se deberá escorarla diagonalmente para que se implique mejor el estiramiento. Dos serie de 10 o 15 segundos por cada pierna es ideal para comenzar.