Cinco remedios naturales para el acné

La enfermedad puede presentarse a todas las edades.

Pixabay

El acné es una enfermedad de la piel que afecta indiscriminadamente a personas en todo el mundo y demanda de un tratamiento inmediato para evitar secuelas como las cicatrices, ansiedad y baja autoestima.

Según la Clínica Mayo, el trastorno ocurre cuando los folículos pilosos de la piel se bloquean por la excesiva producción de grasa, bacterias o células muertas, lo que genera la aparición en la en la cara, pecho, frente, espalda y  hombros de:

  • Granos
  • Comedones
  • Puntos negros
  • Enrojecimiento y sensibilidad
  • Nódulos
  • Otras lesiones

Debido a lo resistente que es esta afección, el tratamiento con un dermatólogo suele ser el más seguro, efectivo y recomendable para eliminarlo; sin embargo, existen algunos remedios caseros que pueden ayudar a disminuir este mal sin la necesidad de ir a un consultorio.

Cinco remedios naturales para el acné

 

Remedios naturales para quitar el acné

Quienes padecen este trastorno buscan atacar el problema desde su aparición más mínima con lociones, cremas o píldoras que en ocasiones agravan el brote. Afortunadamente, en la naturaleza hay algunas opciones que pueden ayudar a solventar este problema con eficacia. Estos son:

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té posee propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden exterminar a las bacterias que desencadenan el acné y reducir las zonas inflamadas por los brotes.

Asimismo, según Medical News Today,  una revisión hace cinco años concluyó que los productos con este aceite son efectivos para sanar la erupción en los casos moderados.

View this post on Instagram

𝐀𝐜𝐞𝐢𝐭𝐞 𝐝𝐞 á𝐫𝐛𝐨𝐥 𝐝𝐞 𝐭𝐞 El aceite de árbol de té, es un aceite esencial que proviene de la cocción al vapor de las hojas del árbol de té australiano. Es un potente antiséptico natural, es decir, es un aceite antimicrobiano que al aplicarse en la piel reduce la posibilidad de infección. Al aplicarse por vía tópica no hay que hacerlo directamente sino diluido, preferiblemente con un aceite base vegetal. También es fungicida, impide el crecimiento y elimina hongos parásitos y mohos, aliviando sus efectos dañinos. Está muy extendido su uso para tratar el acné y los brotes de granitos, la dermatitis y alergias. Usar diariamente champú con árbol de té resulta muy beneficioso en caso de pelo seco, pelo grasiento, picor de cabeza, etc. Para que resulte más efectivo, dejar actuar por lo menos 1 hora. #aceitedearboldete #aceitesesenciales #acne #granitos #alergias #cuidatupiel #beautywellness #pielsana #pielbonita #pielsanaybella #natural

A post shared by Estetica Y Wellness (@estetica_bienestar_es) on

De acuerdo a la Clínica Mayo, el gel con apenas una concentración de 5% de aceite de árbol de té puede resultar tan beneficiosa como algunas cremas que poseen el mismo porcentaje de peróxido de benzoílo, un popular tratamiento para el acné.

Aunque señalan que quizás tarde más hacer efecto, sí es eficaz. Este puede emplearse sobre las áreas afectadas mezclado en  cremas o aceites esenciales.

Aloe vera

La popular planta medicinal también es buena para acabar con el acné porque tiene bondades como antibacteriano y antiinflamatorio, lo que disminuye los comedones y evita su aparición; asegura Medical News Today. De igual forma, debido a la cantidad de agua que posee,  puede incluso humectar la piel.

Para usarlo, se debe frotar un trozo de cristal de sábila fresco o una crema a base de esta planta sobre un rostro bien lavado.

Cinco remedios naturales para el acné

 

Aceite de coco

Este aceite también es fuente de antiinflamatorios y antibacterianos por lo que provocaría que merme el  enrojecimiento, se acelere de la cicatrización de heridas y se libere la piel de bacterias.

Para emplearlo, solo debemos aplicar un poco de aceite de coco virgen sobre la piel a tratar.

Té verde

El té verde es un gran aliado en esta lucha gracias a que es fuente de importantes cantidades de catequinas -un grupo de antioxidantes- que ayudan a eliminar los desechos de la piel.

Además, posee compuestos que reducen la generación de sebo, calman la inflamación y erradican las bacterias que desencadenan la enfermedad.

Para aprovechar estos beneficios, basta con beber el té o aplicar su extracto sobre el espacio afectado.

Miel

La miel es otro ingrediente que tenemos en casa perfecto para emplearse con fines cosméticos. Resultará  efectivo para tratar el acné gracias a su alta cantidad de antioxidantes y sus propiedades como antibacteriano y cicatrizante.

La dulce sustancia permitirá destapar los poros obstruidos y sanar heridas, solo hay que empapar un algodón en un poco de miel y colocarlo en las zonas problemáticas. Igualmente, puede incorporarse en la elaboración mascarillas.

Recuerde que no todos los métodos funcionan para todas las personas pues la enfermedad se presenta en diversos grados. Por otro lado, trate de cumplir medidas como no tocar su cara, mantener una buena ingestión de líquidos y reducir el estrés.

Por último,  si los cuidados en casa no resultan,  es importante acudir a un médico que indique los mejores pasos a seguir.

Te podría interesar este video: