Mitos en la sexualidad del adulto mayor que seguimos creyendo

Sexóloga Carmita Laboy desmiente los mitos más comunes en las relaciones sexuales de las personas de mayor edad

Los besos y las caricias son parte importante de la relación íntima entre dos personas. - Unsplash

Vivir en la soledad, impedimentos físicos y dejar a un lado el uso de profilácticos son varios de los mitos que han rodeado a esta población de adultos mayores a la hora de establecer un contacto sexual. Para la sexóloga Carmita Laboy todos estos mitos pueden ser derribados con un cambio de mentalidad.

“Hay que separar el placer sexual y el acto sexual”, apuntó la doctora quien estableció que durante esta etapa de vida, lo más importante es aceptar que el placer sexual no necesariamente será alcanzado a través de la penetración.

¿Cómo salir de la rutina en el matrimonio? 6 tips para evitar la monotonía de pareja

Te presentamos consejos para evitar el aburrimiento y la tan temida rutina

Laboy explicó que en la adultez se sustituyen el pene y la vagina por besos, caricias, palabras, otro tipo de actividades que va a crecer ese vínculo sexual, que no necesariamente corresponde al coito. “Va a ser más un coito emocional que un coito físico”, reiteró.

Rehacer la vida sexual después de enviudar

La norma a esta edad tiende a presentar personas que han enviudado. En la mayoría de estos casos, los individuos optan por permanecer en la soledad debido a las costumbres culturales y religiosas que plantean que no deberían volverse a emparejar. “Hay una percepción a esta edad de quedarse solos. Muchos dicen: ‘Si no tengo pareja, tengo que renunciar al sexo’, y esto está mal; todos tenemos derecho a tener sexo”, manifestó Laboy.

A la hora de comenzar una relación sexual nueva, la recomendación es establecer las reglas desde el principio, siempre dejando las puertas abiertas a escuchar. “No necesariamente estaré de acuerdo a lo que yo escucho, lo ideal es que lo investiguen desde la perspectiva”, puntualizó.

Además, indicó que a esa edad la mejor manera para conocer personas y a una posible pareja es practicando nuevas actividades de ocio. Por ejemplo, asistir a las clases del gimnasio, tomar talleres de arte en el museo o practicar un nuevo deporte.

Adaptarse a la condición de salud

Otro segmento de esta población adulta piensa que, al estar viviendo con una afección de salud crónica o física, ya no podrán tener una relación sexual saludable.

“Esto se ve muy a menudo. Intentan tener sexo y se enfrentan con dificultades y piensan: ‘Eso es para la gente joven’, lo cual es totalmente falso. Quizás la penetración no es lo más efectivo, pero no podemos limitarnos a esto, hay otras maneras de alcanzar el placer sexual y la mejor es a través de la masturbación”, dijo.

En el caso de utilizar lubricante, la doctora recomienda que sea en base de agua, para evitar alguna alergia o reacción adversa en la piel. “Pero los lubricantes son lo de menos, porque con la mente abierta, tanto la mujer como el hombre pueden lubricar a cualquier edad. En esta fase, lo más importante son las caricias y los besos”, afirmó.

Comportamiento sexual de alto riesgo

No importa la edad, tiene que protegerse, antes y durante del acto sexual. “Esta población, como piensan que no van a embarazarse, no se protegen y de ahí es que vemos las estadísticas tan altas de enfermedades de transmisión sexual en los adultos mayores”, lamentó.

Laboy hizo claro que para alcanzar un placer sexual óptimo será necesario redescubrir nuevas formas de placer a través del estímulo mutuo, cuando la penetración se dificulta debido a problemas con la erección.

TAMBIÉN LEE:

¡Amores para la historia! 5 parejas que simbolizan un profundo amor

Estos romances ponen en evidencia que el amor sí existe

Iris Chacón: "El amor seguía, el amor entre nosotros seguía"

La Vedette de América cuenta a Activopr.com cómo se mantiene activa luego de más de 40 años en el mundo del espectáculo