6 prácticas que todo diabético debe evitar por completo

La diabetes ataca la circulación, endurece las arterias y afecta los nervios que suplen a los pies

En Puerto Rico, se llevan a cabo 2,500 amputaciones al año. - Getty

Un escenario que se repite a menudo con los pacientes de diabetes de cualquier tipo, relata la podiatra Hazel Merced Vargas, es sufrir la amputación de una pierna porque no atendieron una laceración a tiempo.

“La mayoría de las amputaciones que realizamos pudieron haberse evitado. Es bien típico recibir un paciente que sufrió una lesión mínima en la pierna, como una ampollita de agua, se aplicó triple antibiótico y lo siguió andando”, relató Merced Vargas.

“Como no recibió el trato adecuado, esa herida leve podría infectarse y en la mayoría de las ocasiones “, añadió la cirujano de pie.

Según datos de la Sociedad de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares y la Sociedad de Médicos Podiatras, en Puerto Rico, se llevan a cabo 2,500 amputaciones al año. De estas, el 70 % son como consecuencia de la diabetes.

1. ¿Ya visitaste al podiatra?

La especialista aseguró que, entre las primeras medidas que debe tomar una persona luego de ser diagnosticada con diabetes es visitar a un médico podiatra para recibir la orientación adecuada sobre cómo mantener una buena higiene del pie, y así fomentar una sana circulación en la parte baja del cuerpo. La cita médica debería realizarse al menos dos veces al año.

2. Alerta a los síntomas más comunes

Según la podiatra, existen cinco síntomas comunes que pueden servir como indicadores de que algo no anda bien en los pies. Estos son dolor concurrente, hinchazón, enrojecimiento, calor y dificultad al caminar”. Cuando se ven tres o cuatro de estos síntomas, el paciente no lo debe pensar dos veces y acudir de inmediato a un médico”, exhortó la directora médica del Instituto de Podiatría y Pie Diabético de Puerto Rico.

De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud, Puerto Rico tiene la prevalencia más alta de diabetes en adultos en los Estados Unidos. Para 2016, 15.3 % de los adultos de 18 años o más reportaron haber sido diagnosticados con diabetes, lo cual representa alrededor de 430,000 adultos.

3. Prácticas a evitar por completo

• Pararse en arena caliente
• Caminar descalzo, ni siquiera dentro de la casa
• Utilizar zapatos cerrados sin medias
• Sumergir los pies en agua caliente por más de 15 minutos
• Utilizar calzado muy apretado. Los zapatos cerrados pueden rozar distintas aguas del pie, áreas de presión
• Resequedad excesiva. Lo ideal es mantener los pies humectados ya que la resequedad hace la piel más quebradiza

Otras medidas que los pacientes diabéticos pueden tomar para prevenir amputaciones es mantener una dieta baja en colesterol y caminar al menos 30 minutos al día, para mantener una circulación saludable.

TE RECOMENDAMOS:

Sácale los beneficios a la cáscara de limón

La cáscara también es súper útil, tiene 10 veces más vitamina que su jugo