¿Sabes cómo escoger la almohada perfecta para ti?

A la hora de elegir una almohada es necesario tener en cuenta factores como la posición que se adopta al dormir y los materiales que se usan para su fabricación.

Unsplash

La almohada es uno de los elementos más importantes para el descanso, puesto que estamos de 6 a 9 horas con la cabeza apoyada sobre ella lo que la convierte en el complemento ideal para un descanso verdaderamente reparador.

Este accesorio fue creado para descansar mejor y reducir el agotamiento acumulado durante todo el día, por eso su elección se convierte en algo tan importante. Para la fisioterapeuta Hyduna Mora, elegir una almohada de mala calidad puede producirle dolor de cabeza, de cuello, problemas cervicales e incluso dolor de espalda.

TE RECOMENDAMOS: Todo lo que debe saber de la Artritis Reumatoide

Sin embargo, cuando se toma conciencia sobre la importancia de la almohada, usted puede   encontrarse con un universo de posibilidades que hacen casi imposible la tarea de elegir la correcta, aquella que se ajuste no solo a sus gustos, sino a sus necesidades reales de descanso.

A la hora de tomar una decisión correcta, es necesario tener en cuenta éstos tres aspectos:

Almohada

Dormir de lado

La persona duerme de lado, se recomienda medir el grosor que hay entre su cuello y el hombro, escogiendo de esta manera una almohada que rellene este espacio, así el cuello estará al mismo nivel del eje de la columna y no se apoyará sobre el mismo, provocando malestares.

Dormir boca arriba

Si se duerme boca arriba es aconsejable buscar una de dimensión media, para que sostenga el cuello y la cabeza que deben ir alineados con la columna vertebral.

Dormir boca abajo

Si se prefiere dormir boca abajo, lo ideal es comprar una blanda de un material fino, como por ejemplo de plumas de pato o sintéticas, que se acomodan la forma de la cabeza y no ocasione dolores musculares.

TE RECOMENDAMOS:  Los síntomas más frecuentes de la fibromialgia 

Almohadas de plumas o fibras sintéticas son flexibles y pueden parecer perfecta precisamente por este aspecto, pero solo son recomendables para aquellas personas que duerman boca abajo y no padezcan ningún tipo de dolencias en cuello ni espalda. Las almohadas con sistema de memoria son perfectas para aquellas personas que se mueven mucho cuando duermen.

Prevención

Siempre importante considerar la sensibilidad de la piel, de tal forma que la almohada más que un accesorio, se convierta en un aliado del descanso natural.

Las almohadas no forman parte de una moda o una tendencia. Tampoco son algo nuevo pues en las tumbas de los faraones ya se evidenciaba su uso al descubrirse cómo tallaban la madera para obtener una especie de apoyo de forma rectangular.

TE RECOMENDAMOS: Cuatro bebidas que ayudan a combatir la presión arterial

Por otro lado, los antiguos chinos utilizaban almohadas de materiales como el bronce o el bambú que decoraban con dibujos de diversas figuras.

Y en la actualidad, expertos sugieren no evitar su uso, ya que la cabeza necesita un apoyo para que la columna vertebral mantenga una posición natural al acostarse. De ahí la importancia de seleccionar una almohada acorde con la posición que se adopta al dormir.

Almohada

TE PODRÍA INTERESAR: 7 alimentos que reducen la depresión, estrés y la ansiedad

Los materiales también resultan fundamentales cuando de elegir almohada se trata.  Actualmente hay gran variedad de almohadas, entre las que se destacan:

Almohada de soya, que se adecua a los diferentes puntos de presión de la zona cervical, ayudando a obtener la postura correcta.

Almohada de látex, que gracias a sus celdas de circulación de aire dan frescura durante la noche.

Almohada de pluma de pato, que se caracteriza por la suavidad de las plumas

Almohada de fibra sintética, que evita diferentes tipos de alergias.

Te recomendamos en video:

También lee:

Cinco consejos que le ayudarán a prevenir la diabetes

La prevención de la diabetes implica comer más saludable, hacer más actividad física y perder algunas libras de más