Anteojos de sol: entérate de cuales te favorecen, según tu rostro

Para lucir bien unos anteojos debes de tener en cuenta la forma de tu cara.

No todos los anteojos de sol sirven a todas las mujeres. Todo depende según cómo sea la forma de tu cara.

Te decimos, según la web hogarmanía, cuales son los tuyos, según la web hogarmanía.

  1. Rostro ovalado: al ser una cara muy universal, con pómulos altos y más estrechos que la frente, prácticamente todos es muy agradecida y casi todos los anteojos te quedarán bien. Eso sí, se debe prestar especial atención a la proporción, es decir, si tu rostro no es muy grande no escojas unos de gran tamaño.
  2. Rostro alargado:huye de los anteojos que sean muy angulosos, de líneas marcadas y opta por los modelos ovalados de tonos suaves como camel o nude.
  3. Rostro cuadrado: esta cara se caracteriza por la prolongada anchura de frente, mandíbula y pómulos. Descarta los modelos de esquinas regulares y que sean horizontalmente muy alargados, y decántate por estilos redondeados aunque no excesivamente ovalados ni redondos. Elige un modelo de gafas lo más alto posible. El objetivo es decrecer la altura de la cara y compensar el tamaño de la frente.
  4. Rostro redondo: busca la proporcionalidad entre el ancho y alto del rostro con anteojos grandes de líneas verticales u horizontales, cuadradas o rectangulares, con bordes gruesos, que crearán un efecto óptico de alargar tus facciones. Aparte de utilizar monturas oscuras, los colores intensos como los rojos o tono "chocolate" provocarán que se minimice la atención sobre esas características de tu cara.
  5. Rostro corazón: si tienes el mentón estrecho y pronunciado, los huesos de las mejillas altos y frente amplia, el mejor modelo de anteojos para ti son las estilo aviador. En cuanto al color de la lente, se debe evitar que este sea oscuro, siendo los colores más oportunos el marrón claro y el gris, y no escojas el verde y el rojo. Se persigue desviar la atención a la zona inferior del rostro, minimizando la anchura del mismo.
  6. Rostro diamante: frente estrecha, ojos pequeños, mandíbula ligeramente pronunciada y pómulos altos. Amplía las dimensiones de la frente utilizando gafas alargadas que cubran la menor parte posible de la misma. Los anteojos cuadrados están prohibidos, los mejores, los redondos.
  7. Rostro triángulo: cara con frente estrecha y mentón pronunciado. Para compensar, elige monturas de anteojos que den volumen a la parte superior para desviar la atención a la zona inferior del rostro, minimizando la anchura del mismo. Para ampliar las dimensiones de la frente, utiliza anteojos alargados que cubran la menor parte sin salir de las sienes.
  8. Rostro triángulo invertido:  elige anteojos más anchos en la parte inferior, de monturas redondeadas y de colores suaves y materiales ligeros, las monturas al aire y las gafas tipo aviador también son una buena opción.

 

No te pierdas el video en