Carolina Herrera lanza fragancia "empoderadora" Good Girl Suprême

El perfume se distingue por sus altas dosis de Haba Tonka, un Jazmín egipcio.

“Si le damos a una mujer los zapatos perfectos, conquistará el mundo”, afirma Carolina A. Herrera. Partiendo de esta premisa, la directora creativa de la firma de moda y fragancias internacional, presenta el nuevo Good Girl Eau de Parfum Suprême, el perfume más "irresistible e irreverente" de la línea Good Girl.

Y es que el frasco de los Good Girl son en forma de tacón de aguja o “stiletto” buscando empoderar a la mujer con "seguridad y sensualidad".

Esta vez la alegoría promueve romper las reglas de lo establecido, bases del nuevo Good Girl Eau de Parfum Suprême.

“Good Girl es un homenaje a nuestra dualidad, a nuestras luces y sombras. Ser conscientes de nuestra versatilidad nos hace fuertes. Creo que nosotras mismas debemos abrazar todas nuestras facetas. Y por supuesto, también nuestra irreverencia. A veces es necesario romper las reglas. La parte de nuestra personalidad más traviesa es poderosa y seductora. Hace tiempo que quería crear un perfume que nos reconectará con nuestra rebeldía: ¡porque, It’s so good to be Bad!. Good Girl Eau de Parfum Suprême es el resultado”, comunicó Carolina A. Herrera, directora creativa de la casa de belleza.

Suprême reinterpreta el mítico contraste olfativo de luces y sombras que hizo famosa a la primera fragancia de Good Girl (2016), empero con una fórmula explosiva que redefine un acorde emblemático de Herrera: el Jazmín.

Estas flores blancas exudan su lado más travieso al combinarse con la exuberancia de las Frutas del Bosque y con altas dosis de Haba Tonka, un Jazmín egipcio.

Las Frutas del Bosque, en la salida, “avivan la picardía”, según el perfumista Louise Turner.

Su carácter almizclado realza la vertiente afrodisíaca del Jazmín de Egipto presente en el corazón. Es la primera vez que se incorpora este ingrediente, con tal variedad de intensos matices, en un perfume de la casa.

Para María Del Pino, gerente de comunicación y digital de la compañía Puig, la fragancia es una especie de “homenaje a nuestra personalidad más irreverente”, gracias a su osada fórmula —que replantea las normas de la perfumería— e invita a romper lo establecido.

El poder seductor del negro “escarchado”

Por fuera, Good Girl se viste de un degradado que vira del negro al glitter (el zapato) y dorado (el tacón). Cada uno de estos colores evoca valores de la casa.

El negro, con todos sus matices, es "impactante y sofisticado". Como las femmes fatales a las que Carolina Herrera dedicó su debut como diseñadora en 1981, el negro es "misterioso y seductor" pero también "travieso y juguetón".

El glitter, es símbolo de la personalidad única y cambiante, se compone de piezas cuyo reflejo varía dependiendo de la luz. Toda una alegoría del poder de seductor y naturaleza camaleónica.

El dorado divertido es otro de los emblemáticos tonos de la casa.

¿Quién ha dicho que una mujer estilosa no pueda ser una líder?”, reafirmó Herrera.

La nueva fragancia Good Girl Eau de Parfum Suprême ya está disponible en las tiendas por departamento y Preciosa.